1. Mira esto si aún no usas un CRM

Hola, perdona que sea tan directo, pero si sigues gestionando las relaciones comerciales con tus clientes con la agenda, el programa de correo y Excel, no eres productivo. No dudo que seas capaz de abrir botellines de cerveza con los dientes, o hacer fuego frotando 2 palos, pero nunca podrás competir con alguien que use un abrebotellas o un mechero.

Por si no lo sabes, CRM viene del inglés: Customer Relationship Management y es un programa para la gestión de las relaciones con los clientes. Es como una agenda, pero a lo bestia. Un CRM te permite registrar y almacenar Empresas y Contactos que trabajan en esas empresas. Así puedes tener en un solo sitio a todos tus clientes, proveedores, colaboradores… junto con un histórico de todas las interacciones (emails, llamadas, reuniones…) que has tenido con ellos a lo largo del tiempo. Además, tiene funciones de etiquetado, filtrado y búsqueda muy potentes, para gestionar miles de registros a la vez.

Al principio los CRM eran programas locales o se instalaban en los servidores de empresa. Eran muy caros, y algunas empresas llegaron a pagar cantidades millonarias por desarrollos a medida. Hoy son programas cloud, en la nube, que cuestan de media unos 25 euros por usuario, siendo accesibles para Pymes y autónomos.

Los CRM cada vez son más potentes y se pueden integrar con otras herramientas cloud habituales, como Gmail, Drive, Dropbox… De este modo, en vez de trabajar con varios programas y cientos de hojas Excel, pasas a funcionar de forma centralizada y las personas a las que des acceso podrán compartir en un solo programa toda la información.

El CRM es, para nosotros, el programa más importante de la empresa y es crítico no equivocarse en su elección. No te pierdas el  artículo: 2. Mira esto antes de elegir tu CRM. Explicamos lo que tienes que tener en cuenta para elegir bien tu CRM.

Si no usas bien un buen CRM no tienes futuro

CRM, proyectos y facturación en una sola herramienta online fácil de usar.